Archivo Fotográfico

000_0755 DSC03371 DSC09844

HISTORIA

La planta térmica San Nicolás entró en operación en 1963 con un primer grupo de generación de 18 750kW, luego en 1967 se instaló un segundo grupo, también de 18 750 kW y el tercero se puso en funcionamiento en 1972, con una potencia de 25 000kW.

Desde el año 1979, en que se interconectó la Planta Térmica con el Sistema Interconectado Centro Norte (SICN), sólo operó una unidad. En estos años existía un superávit en la oferta de generación y la política energética estaba dirigida a no consumir petróleo y en su lugar usar energía de origen hídrico.

En el año 1981 quedó fuera de servicio la Caldera Nº 1 y las evaluaciones que se realizaron, indicaron que era muy costosa y difícil su reparación. Desde esta fecha, la capacidad de la planta quedó reducida a lo que pudiera generar las unidades 2 y 3.

En 1986, quedó fuera de servicio la Caldera Nº 2. Debe señalarse que ya desde 1984 hasta 1992 se produjeron en el país atentados terroristas a las torres de alta tensión que convirtieron al SICN en inseguro y poco confiable. Ante esa circunstancia es que se vuelve a plantear el poner en operación, a su plena capacidad la Planta Térmica.

Cuando SHOUGANG CORPORATION compra la Empresa Hierro Perú, inicia de inmediato la adquisición de dos nuevas calderas. En noviembre de 1993 se firma contrato para la fabricación e instalación de las mencionadas calderas y en setiembre de 1995 se pusieron en funcionamiento.

En 1997 se constituye Shougang Generación Eléctrica S.A.A. como consecuencia de un proceso de escisión de Shougang Hierro Perú S.A.A., por la cual se separó la planta térmica para constituirla en una empresa independiente. Desde ese mismo año SHOUGESA forma parte del Sistema Interconectado Centro Norte (SICN). En 1998 se adquiere un grupo diesel de 1 500kW para alimentar los equipos auxiliares y en el año 2000 se adquiere la celda de sincronización. De esta manera SHOUGESA aumenta su capacidad de 63.5MW a 65MW.

PROCESO DE GENERACIÓN DE LA CENTRAL TÉRMICA SAN NICOLÁS
En el caso de la Central Termoeléctrica San Nicolás, siendo una central con turbinas a vapor, dispone de calderas en las que se produce la energía calorífica (vapor), mediante la transferencia del calor producido en la combustión (gases calientes) al agua de alimentación a la caldera. En el proceso de combustión señalado se utiliza el petróleo residual 500 (PIAV-500) como combustible con un contenido de 1% de azufre y el aire ambiente como comburente. Los gases provenientes del proceso de combustión en la caldera son arrastrados por el viento con dirección Nor-Oeste hacia el mar, por lo que no causa problemas ambientales.

El vapor producido en las calderas que normalmente se encuentra a 950 PSIG y 900ºF se inyecta a las turbinas en las que se expanden hasta la presión correspondiente al condensador (1,5 “Hg), generando en este proceso la rotación del eje (energía mecánica). Esta energía mecánica es convertida en energía eléctrica a través de los generadores eléctricos.

Debe aclararse que el vapor que ha sido utilizado como fluido de trabajo en la turbina, es condensado (en el condensador) mediante el agua de mar que se utiliza como fluido de enfriamiento; de esta manera el agua condensada regresa a la caldera, siendo a su paso precalentada mediante sangrías de vapor en 03 calentadores indirectos y uno directo o de mezcla (desaereador). Es decir este circuito agua – vapor es teóricamente cerrado aunque en la realidad tiene algunos puntos en las que se pierde algo de flujo (purgas) que son compensadas mediante agua de reposición. El agua utilizada proviene de la Planta Desalinizadora de propiedad de Shougang Hierro Perú S.A.A., la cual es almacenada en la Central Térmica San Nicolás en 3 tanques, de los cuales se repone a las calderas según la necesidad mediante una bomba de reposición.

El agua que se utiliza para la refrigeración es agua de mar la que es impulsada por una batería de bombas desde un reservorio construido en la orilla del mar. La temperatura de entrada del agua es de aproximadamente 15º C y cuando el sistema está operando el agua es evacuada de la planta a 26º C en invierno y a 28 – 30ºC en verano. El flujo de agua de enfriamiento es de 9000 gal/min.

 

La energía eléctrica producida a un nivel de tensión de 13,8 KV luego es elevada a la tensión de 60 KV en los transformadores de la S.E. San Nicolás donde se conecta con el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional. La S.E. San Nicolás está conectada con la S.E. Marcona a través de dos líneas en 60 KV de 15,2 Km de longitud. Por otro lado la Central Térmica posee tres barras de generación conectadas entre sí y alimentadas cada una de ellas por un generador. De estas barras se alimentan a los diversos circuitos en 13,8 KV: Planta Diesel, Pellet 1, Pellet 2, Concentradora 1, Concentradora 2, Concentradora 3, Mina, San Juan, Bombas de Mar, Relaves. De la Barra 3 se alimenta el circuito San Juan y mediante la S.E. 8B se eleva la tensión a 34,5 KV. y con la línea de Transmisión TL2 se lleva la energía a San Juan de Marcona. En estas últimas subestaciones la energía es transformada a la tensión de utilización de 4,16 KV y 0,48 KV mediante transformadores de potencia de una relación de transformación de 13,8/4,16-0,48 KV.